Realizar operaciones financieras mediante las normas contables establecidas para determinar la situación financiera en que se encuentra una empresa o un negocio.